Elige tu idioma
Estás aquí:
Home / Consejos / Consejos de viaje / Viajar con ... / Viajar en la tercera edad
/ ¡Estoy perdido!

Viajar en la tercera edad

Preparar su viaje

¿Está usted en condiciones de viajar?

  • Durante la tercera edad se tiene una gran oportunidad de viajar y visitar países extranjeros que no tuvo tiempo de visitar antes. Pero dado que viajar cansa, es importante planificar con cuidado el viaje para que su trayecto se desarrolle agradable y relajadamente.
  • Eligiendo su destino

  • Elija un destino e infórmese de los sitios que quiere visitar, prestando atención a la altitud, clima, peligros para la salud, y servicios médicos disponibles. Es mejor evitar destinos que estén sufriendo brotes infecciosos importantes, sobre todo gripales. Al reservar en un hotel, pida información específica acerca de su habitación, y evite reservar en un sitio en el que tenga que subir demasiadas escaleras.
  • Precauciones médicas

    Consulte con su médico

  • En cualquier caso, sobre todo si no ha pasado un chequeo médico recientemente, vaya a ver a su médico. Explíquele sus planes de viaje para que pueda evaluar los riesgos ligados a su condición física y confirmar que no limita sus actividades. Dependiendo de su destino, su médico puede elegir hacerle un chequeo clínico. Si tiene una enfermedad grave, pídale a su médico que le haga un resumen escrito de su historial, así como de qué tratamiento ha estado siguiendo.
  • Tratamiento

  • En cuanto a la medicación que se le ha recetado, es mejor que lleve consigo el doble de la cantidad habitual. Lleve sus medicinas en su caja original para evitar problemas en las aduanas, y para facilitar la labor de los médicos en caso de emergencia. Si tiene que medicarse y viaja al extranjero, es importante que tenga una receta que indique el nombre genérico en inglés. Si es posible, lleve sus medicinas en dos bolsas diferentes, y lleve una de ellas consigo siempre (equipaje de mano, etc), para poder acceder a ellas fácilmente.
  • Llevar consigo

  • Llevar documentos de identidad e información médica encima es una buena idea por si ocurriera algo. SI viaja solo y tiene una enfermedad grave, piense en llevar un brazalete de alerta médica. Recuerde escribir el nombre y detalles de contacto de su médico para que pueda ser contactado en caso de emergencia. También es buena idea llevar una lista de toda la medicación que toma, incluyendo las dosis.
  • Haga la maleta teniendo en cuenta el clima de su destino, pero limite la cantidad de ropa que lleva. La ropa de algodón es preferible, ya que no restringe el movimiento, se lava fácilmente, y es adecuada para climas tropicales. Si lleva gafas, recuerde llevar un par de repuesto, así como un par de gafas de sobra si usa lentillas. Otras cosas útiles que puede llevar son anticongestivos, colirio, gafas de sol o pilas de repuesto si usa aparatos auditivos. Si viaja con más gente, lleve un teléfono móvil para no perderse. Si viaja en avión, recuerde no llevar muchas cosas en su equipaje de mano.
  • Seguro de viaje

  • Recomendamos encarecidamente que contrate un seguro de viaje antes de irse. Las facturas médicas pueden ser muy caras en el extranjero, con lo cual si hay alguna complicación con su patología, el seguro médico es esencial.
  • Transporte

    En avión

  • Viajar en avión puede resultar algo estresante, pero no debe preocuparse si prepara todo con antelación. Piense en los servicios que va a necesitar antes de reservar con su aerolínea, e informe a ésta de ello. Por ejemplo, puede ser una buena idea pedir una silla de ruedas si se cansa fácilmente, o si tiene que andar largas distancias, o estar de pie mucho tiempo. Igualmente, si sigue una dieta especial, pida un menú especial a bordo al menos con 24 horas de antelación. Pida un asiento de pasillo, así podrá levantarse y dar pequeños paseos de vez en cuando.
  • El día antes de volar, duerma bien, descanse, y piense cuanto tiempo necesita para llegar con tiempo al aeropuerto. El día de su vuelo, coma ligero, beba muchos líquidos y evite el alcohol y el café. Si está en buena condición física, haga algo de ejercicio antes del vuelo, y ande en el aeropuerto. Intente dormir lo más posible durante el vuelo. Dado que el jet-lag resulta más incomodo con la edad, adáptese poco a poco al horario de destino la semana antes. No debe sentir jet-lag si atraviesa menos de 3 zonas horarias.
  • A su llegada

    Precauciones

  • Si está atento a lo que puede suponer un riesgo para su salud, no hay razón para preocuparse por su estancia. Lo primero que debe tener en cuenta es el golpe de calor. Ocurre cuando el cuerpo no puede liberarse del exceso de calor debido a factores medioambientales. Los síntomas más comunes son alta temperatura corporal, falta de sudor, piel enrojecida y caliente, problemas para respirar, y conducta inusual. Para evitar esto, realice las actividades al aire libre en las horas menos calurosas, por la mañana y final de la tarde, beba con regularidad, preferiblemente agua, aunque no tenga sed. No olvide llevar crema protectora en los días soleados.
  • Otro riesgo es el mal de altura. Si vive habitualmente en una zona de baja altitud y viaja a una zona de más de 5.000 pies, necesitará de diez a catorce días para adaptarse al cambio de altitud. Si siente mal de altura, baje a una altitud menos, y si lo necesita, consiga oxigeno adicional.
  • Si su salud es estable, haga algo de ejercicio leve en algún momento. Las actividades de vacaciones suelen cansar, con lo cual intente dormir bien y echarse la siesta durante las horas más calurosas del día. Al viajar, lave sus manos con frecuencia con agua y jabón o con líquido sanitario a base de alcohol para evitar las infecciones. Recuerde que si se siente cansado o le falta el aire debe parar de hacer lo que estaba haciendo y descansar. Si tiene un problema cardiaco u otra enfermedad grave, dígaselo a los que le acompañan por si surge una emergencia. Si se encuentra enfermo, pero no es una emergencia, pregunte en la embajada o consulado qué doctores le recomiendan.
  • En caso de emergencia

  • Si sufre una cardiopatía o cualquier otra enfermedad severa, avise a las personas más cercanas que le puedan ayudar en caso de necesidad. Si se pone enfermo sin necesidad de asistencia médica urgente, puede preguntar a la embajada o consulado más cercano la lista de los doctores locales.
  • Debates a cerca de ... Viajar en la tercera edad

    Últimos debates en el foro
    Lo último

    Es bueno saber